qué es la economía

¿Qué es la Economía?

Una palabra tan empleada pero que a su vez la mayoría desconoce, qué es la economía, dependiendo de a qué persona le preguntes puede darte una respuesta diferente. Muchos podrían decir, que tiene que ver con buscar algo a buen precio, cuando la moneda está estable o simplemente que eso está relacionado con el PIB del país.

Como se puede apreciar, muchas veces al definir algo somos bastante insípidos dando una respuesta, ya que, no estamos pensando en ello con frecuencia, solo tomamos algo que creemos está relacionado y comenzamos a llenar agujeros en la definición. Por este motivo, presentaremos algunas definiciones (existen muchas), con la intención de esclarecer un poco esa pregunta sobre un concepto de economía y que es lo que hace.

Algunas definiciones.

Para comenzar a dar algunas ideas sobre este tema debemos considerar que siempre han existido problemas relacionados con la adquisición de bienes y servicios, así como también dificultades relacionadas con el abastecimiento de alimentos.

La manera de hacer en principio que esto puede fluir y mantenerse de cierto modo estable a lo largo del tiempo es el fin que persigue la Economía.

Dentro de las diversas definiciones que existen sobre este tema podemos encontrar:

La Economía se puede definir como la ciencia que se ocupa de la manera en que se administran unos recursos que son escasos, con objeto de producir bienes y servicios y distribuirlos para su consumo entre los miembros de una sociedad.

González y Zabaleta, 2009, p. 5

Por otro lado, nos podemos encontrar con otro tipo de definición donde se comienza a hablar de economía como ciencia, según Schettino (2002):

Edmond Malinvaud, economista francés contemporáneo, propone una kilométrica definición que intenta capturar el sentido de la economía sin utilizar conceptos indefinidos: Economía es la ciencia que estudia de qué manera los recursos escasos son empleados para la satisfacción de las necesidades de los hombres en sociedad; por una parte, está interesada en las operaciones esenciales de la producción, distribución y consumo de los bienes, y por la otra, en las instituciones y actividades cuyo objeto es facilitar estas operaciones

pp. 3-4

La Economía como Ciencia

Bien, si estamos hablando de una ciencia, esto quiere decir que ¿en éste ámbito se pueden hacer demostraciones, hipótesis, teoremas y experimentos como en las ya conocidas materias de ciencias, ya sea matemática, física, química o biología?

La respuesta corta es no, pero si esto es así entonces por qué darle esa categoría. Para esto mencionaremos algunos argumentos de los autores antes consultados para esclarecer esta interrogant

Para cualquiera es claro que en economía no se pueden hacer experimentos, aunque algunas decisiones gubernamentales parezcan muy experimentales. En realidad, los experimentos requieren de condiciones restrictivas que permitan aislar las causas y los efectos que se desean medir. En economía no es posible hacer esto; nunca se podrá aislar el comportamiento humano en comunidad para probar hipótesis. Entonces, ¿por qué se considera una ciencia?

Resulta que la definición positivista de ciencia no es la única posible; podemos tener otra, que nos dice que el conocimiento se obtiene mediante argumentos que traten de explicar la realidad y puedan ser falsificables o refutables, esto es, que puedan rebatirse.

Según estas definiciones, la economía es una ciencia, puesto que sigue un método muy riguroso, es conocimiento acumulable, y plantea hipótesis que se pueden refutar.

Schettino, 2002, p. 4
economía social

Por otro lado, para complementar lo expuesto anteriormente.

La Economía relaciona el comportamiento del ser humano con sus necesidades. Un rasgo de esta ciencia es que se refiere a la actividad económica como una parte de la actividad humana. La Economía, como la Sociología o la Antropología, tiene como objeto de estudio el comportamiento humano, pero se diferencia de ellas en el método, en el enfoque y en que ésta se limita al estudio de la parte económica dentro de la conducta humana.

González y Zabaleta, 2009, p. 6

Libros consultados

Etiquetas: Sin etiquetas

Añadir un comentario

No se publicará tu dirección de correo electrónico. Los campos obligatorios están marcados con *